0

Formas metafóricas

Formas metafóricas: las esculturas de Pedro Gómez y Gerardo K’ulej

Dos artistas fascinados por el volumen, lo táctil, el movimiento: la escultura. P.T’ul remonta en el tiempo a los usos culturales del lum(tierra), contemporizándolos en un gesto de recuperación de la tradición oral maya a través de moldeo manual del barro. Gerardo K’ulej, recoge materiales naturales – y otros a veces locos – para construir objetos emanando las inquietudes/celebraciones existenciales de sus sueños y reflexiones espiritu-intelectuales. Dos artistas: jóvenes comprometidos y consumidos por sus proyectos escultóricos, en los cuales lo material significa y los significados materializan.

Pedro Gómez, o P.T’ul, (Chonombyakilvo’, San Andrés; 1997) es un artista emergente que rápidamente encontró su camino como ceramista tanto de obas escultóricas así como utensilios de alto diseño. Su material preferido es local (de San Ramón, del valle de Jobel). Varia su técnica de quema, a veces en fogón abierto, a veces en horno de alta temperatura. Y como se ven en sus textos acompañantes moldea sus formas basado en su memoria, su investigación con los ancianos y el subconsciente colectivo de su pueblo.

P.T’ul llama “maestro” y “maestra” a quienes le han abierto este camino; todos con el mensaje a él de entrar libremente en su exploración a través de la prueba-y-error conocido por cualquier ceramista en su encuentro directo con el material. Él habla de Maruch Méndez, de Jerónimo Morquecho como sus maestros principales. (Parte del Material usado viene en parte de Pablo Millán donado por Willy Millán.)

Gerardo K’ulej (Chilil, Huixtán; 1988) inició en el arte hace cuatro años, con una inquietud muy propia: entender relaciones entre el arte y la ciencia. K’ulej es bioquímico con el grado de maestría, con experiencia en la investigación y la docencia. K’ulej es un pensador abstracto que emplea – tal vez más que las palabras – las representaciones físicas de sus conceptos. Ahí los objetos, que “hablan” por sí mismos. Son profundas reflexiones sobre el espacio y el tiempo. No falta una concretización en ellos: él habla de su fascinación por la ciencia maya, clásica y en procesos de revalidación. Claro, tampoco falta el sentido del humor con un flechazo de sonrisa (único de Gerardo).

De las interlocuciones importantes en su búsqueda muy propio, Gerardo señala a Federico Burkha (escultor), Kees Grootenboer (escultor y arquitecto) y Misgav Har-Peled (intelectual).  Mediante sus colaboraciones con Antún Kojtom y Maruch Méndez, K’ulej entra plenamente en el campo del arte maya social y espiritual.

La realización de esta exposición debe enormemente a la interlocución de los artistas con Marta Turok, gran especialista en el arte popular y arte indígena de México y curadora invitada a esta exposición. Juntos exploran un campo complejo del arte mas allá de las categorías de moda: artesanía, arte popular, arte moderno y contemporáneo. No rechazan ni olvidan sus culturas propias; tampoco están encerrados en ellas. Es una arte basado en diálogos.

Galería MUY

Junio 2019

0