La camara gira

Obra fotográfica de Genaro Sántiz, Abraham Gómez y Marco Girón

basada en la obra histórica de Vicente Kramsky

La Galería MUY está muy contenta de invitar al público a gozar esta exposición fotográfica de Genaro Sántiz, Abraham Gómez y Marco Girón, mirando al trabajo del fotógrafo legendario Vicente Kramsky mirando a los pueblos originarios chiapanecos.

Los tres proyectos consisten en la selección de imágenes de V. Kramsky, para conformar un proyecto temático en manos de cada artista, al yuxtaponer o combinar  su propia obra, al invitar a la reflexión sobre las transiciones y reafirmaciones de la cultura de sus pueblos de origen: Sántiz y Gómez sobre San Juan Chamula, y Girón sobre Tenejapa.

Comparamos el movimiento de esta exposición a una “banda de Möbius”:

viajamos del presente al pasado, llegando al presente y futuro. Por lo general, la obra seleccionada de Kramsky remonta a los años entre 1950 y 1970. La obra de los artistas de Chamula y Tenejapa es contemporánea, y los collages “multiautorial” nos impactan por su juego con el tiempo, llevándonos a la consideración del futuro de los pueblos mayas de los Altos de Chiapas.

En La Cámara Gira la persona espectadora está atraída a mirar por la “ventana” del cuadro fotográfico, para ver los temas escenificadas, sutil pero fuertemente guidada por el artista y su propio posicionamiento físico, emocional, y moral. La creatividad del artista pone a girar el punto de vista, foráneo hacia el pueblo originario, indígena mirando su pueblo, al otro, o a si mismo.

El artista maya puede haber tomado la foto, puede haber seleccionado la foto del acervo de Kramsky por sus propósitos, puede haber fusionado fotos de diferentes épocas, diferentes puntos de vista, para crear un compuesto de miradas que habla de la identidad cultural in movimiento, basada en la memoria y la creatividad actual.

Proyectos de la exposición El Cámara Gira:

“Transición”    El proyecto de Genaro Sántiz parte de una reflexión sobre el pié, su forma, su función, su contacto con la tierra, su estetización. Refleja sobre el huarache, que se vuelve zapato, que se vuelve bota; y lo que dice de la redefinición de género, la relación entre los géneros, sobre el poder, la pobreza, la espiritualidad.

“Los Espejos del Carnaval”   El proyecto de Marco Girón gira alrededor de la expresión infinita de la cara, el retrato solemne de la persona de autoridad en el pueblo, la libertad de la sonrisa, la posibilidad de un respeto igualitario de género no soñado en las culturas del capitalismo occidental. Y la opresión del poder de los sistemas de género y clase; todo en el marco de la fiesta de Carnaval.

“La misma mirada”   El proyecto de Abraham Gómez, explora lo público de la fiesta y mercado y lo privado del hogar y la intimidad de la pareja. Finalmente, se afirman los procesos de renovación de la identidad de las personas jóvenes indígenas quienes se recrean mediante una multiculturalidad, mientras intrigada y entregada al pueblo milenario que es su herencia lejana o directa.

Los cuatro fotógrafos revelan la cultura maya milenaria que se impone con la gran dignidad capturada en las caras, los paisajes, y las mismas casas de la gente. La pobreza se confronta, provoca consternación, y a veces desaparece al servir de trasfondo por la superior simplicidad de la vida como costumbre activa.

En esta exposición la función curatorial se dispersó entre los autores de los tres proyectos y entre John Burstein y Genaro Sántiz, estos como co-curadores de la exposición. Emilia Kramsky y su familia contribuyó a la conceptualización del proyecto con su elemento histórico; y pusieron a disposición la obra del Sr. Kramsky para esta exposición. Jessica Luna (“Lola Laser”), de la ciudad de México, realizó la impresión con su ojo maravillosamente calibrado. Agradecemos también el apoyo logístico de Rufino Sántiz y Josué Gómez de la Galería MUY.

Como nota final, es importante notar que la obra fotográfica de Vicente Kramsky fue de formato analógico, y posteriormente digitalizado; la fotógrafos contemporáneos emplearon cámaras digitales.

Genaro Sántiz

Genaro Sántiz (Cruzton, Chamula, 1979): experimentador formalista, busca la belleza en lo sencillo y contundente.  Aprendió la técnica fotográfica de joven en San Cristóbal de Las Casas en un proyecto de expresión libre sociocultural (Archivo Fotográfico Indígena de Chiapas) y transformó su práctica experimentando con imágenes semi-abstractas, mezclando temas de la naturaleza y la cultura. Le han publicado el libro Pox (2005) y ha expuesto su obra en México, Estados Unidos y Europa.

[Escribe Sántiz:]

Las fotografías históricas y las contemporáneas transmiten sueños, pensamientos que fluyen de dentro afuera. Se incorporan desde el mismo latido en nuestras venas.

Mi obra fotográfica interactúa con las obras del difundo fotógrafo de San Cristóbal de Las Casas, Vicente Kramsky. Gracias a él y su familia,  junto con mi trabajo,  podemos entrar en un mundo, nos reubicamos visualmente, evocando la transición al mundo del pasado de los abuelos y las abuelas.

Con el blanco y negro de las imágenes, en contraste con el mundo en el que vivimos cargado de colores, busco una energía de alboroto en muy diferentes maneras.

Intento, a través de mi mirada, introducir otra perspectiva provocando una sensibilidad, la libertad estética en estos tiempos que se han venido cambiando la sociedad de los pueblos originarios. Las imágenes que seleccioné de la obra de Kramsky, la que creé yo mismo, y la que compuse de imágenes de los dos de nosotros, tienen como tema los pies, siendo una de las partes mas importantes del cuerpo. Esto sobre todo por su función de sostén y por permitir al hombre el don del movimiento. Gracias a los pies saltamos, bailamos, corremos. Vi la fuerza humana antes y ahora a través de los movimientos de los pies.

Otros elemento que recalco en este proyecto es la vestimenta mezclada con lo occidental. Este argumento de la transición no pierde el origen del pueblo, que dignamente se mantiene en el interior de cada uno.

Estas interpretaciones de la obra combinando la realidad del presente y del pasado, es una interconexión que provoca sus propios momentos mágicos. La creación visual nunca tiene un final, ya que, por si fuera poco, puede imprimirse y exhibirse de tantas formas distintas como ofrezca la técnica, pudiéndose además interpretar de múltiples formas. Una imagen que representa un momento, que no siempre es una imagen representativa pero que siempre se manifiesta como social, filosófico, psicológico, poético, religioso, político.

El arte es un alimento emocional que nace en el corazón y en el pensamiento, a partir de las relaciones transmitiéndose mensajes como la felicidad, tristeza, coraje, soledad, amargura, melancolía.

Todo arte es una luz que contempla su propio valor; crea un vinculo de armonía, que enriquece el sentido de vivir.

Marco Girón

Marco Girón (Tenejapa, 1983), colorista de gran sensibilidad humanista, busca reformular la cultura visual basado en sus tradiciones. Profesional en la ciencia/arte de la comunicación multicultural, miembro del colectivo de fotógrafos Tragameluz, fundador de la primera galería de Tenejapa, Xojobal Sit-elewil. Conocedor y estudioso de la fotografía de los no-tenejapanecos del famoso Carnaval de su pueblo, emplea esta información en este proyecto. Girón ha mostrado su fotografía en Chiapas, Veracruz, y otras partes de México.

Tajimal k’in, que en castellano significa Día de juego, días en los que reinan las risas, las bromas, los albures entre los participantes de la fiesta del carnaval de Tenejapa.

En el pequeño valle se escucha el sonido de la flauta, el tambor y la trompeta, también el tarareo de los cantores al ritmo de la música, esto hace evidente la llegada del carnaval, los trece días de bromas y risas.

Por un lado la solemnidad, el respeto de los cargos que  la mirada de Vicente Kramsky nos presenta, por el otro la alegría, la esencia del carnaval entre risas, carcajadas, una actitud de burla hacia la vida dura, hacia los gobernantes que han decepcionado al pueblo. Es en estos momentos en el que el tiempo se vuelve cómplice de los encuentros entre dos miradas que se presentan para dialogar.

Exploración del cambio de estatus de la mujer, es una oportunidad de darle espacio a la risa, a la alegría y las bromas.

Semblanza de Marco Girón:

Nacido en Tenejapa, Chiapas; 1983.

Educación: Técnico Superior Universitario en Informática y Licenciado en Comunicación Intercultural (Universidad Tecnológica de la Selva y Universidad Intercultural de Chiapas, respectivamente).

Fotógrafo de naturaleza, miembro del Colectivo de fotografía Tragameluz (San Cristóbal de Las Casas, Chiapas). Ha participado en exposiciones colectivas en el marco del festival de fotografía Tragameluz por siete años consecutivos.

Ha tenido exposiciones individuales y colectivas en Tenejapa, tuvo una colaboración en  torno a la fotografía de naturaleza, en la galería MUY,  participó como crítico de arte en la exposición fotográfica “Interacciones fotográficas de Chiapas” presentando la instalación de imágenes sobre texturas de la naturaleza.

Trabaja en El Colegio de la Frontera Sur,  en el Departamento de Difusión  y Comunicación como responsable del área de Medios Audiovisuales, llevando a cabo el proyecto del Archivo Fotográfico de ECOSUR y como fotógrafo de los diferentes proyectos de investigación en el sureste de México en donde ECOSUR tiene presencia.

Marco Girón es un promotor cultural de su pueblo teniendo la iniciativa de utilizar las herramientas tecnológicas para guardar el bien común.

Actualmente funge como director de la primera galería en Tenejapa “Xojobal Sit-elawil” Un proyecto que surge por la necesidad de mantener la memoria colectiva de este lugar en los Altos de Chiapas.

Tuvo la iniciativa de un Archivo fotográfico de Tenejapa que surge en 1999 por una necesidad personal de mantener en la memoria familiar, que con el paso de los años, esta necesidad se volvió más general, pues Tenejapa necesita mantener la memoria colectiva mediante sus imágenes invaluables de carácter histórico.

Abraham Gómez

[Abraham Gómez (San Juan Chamula, 1977), artista conceptual de técnica innovadora, busca la verdad en la realidad multicultural. Tomó en sus manos una cámara de manera profesional por primera vez en el diplomado del Gimnasio de Arte Chiapas (2012), siguió al Centro de Arte San Agustín (CASA) en Oaxaca, Centro de la imagen en la ciudad de México (2013). Desde entonces sus imágenes (fijas y en video) figuran en exposiciones de Indómito (en la ciudad de Nueva York) y en el libro Develar y Detonar: Fotografía Contemporánea en México (2015) presentado en Madrid, España y la ciudad de México.]

La misma mirada

Desde que era niño, mi abuela y los abuelos de mi comunidad me comentaban de cómo eran sus vidas, sus casas, los paisajes, y sus fiestas. Siempre imaginé cómo era el pasado y me preguntaba cuánto había cambiado con respecto al presente, y quería descubrir esos momentos. Comencé con mis propias construcciones de imágenes dentro de mi cabeza para recrear la historia de mi abuela.

Ahora descubro en las fotografías de un kaxlan Vicente Kramsky el presente-pasado de mi abuela y de los abuelos de mi comunidad. Con estas imágenes conozco una parte de cómo era la vida cotidiana de mis ancestros.

Mis obras muestran una parte de la vida cotidiana actual y con ello dialogan con las obras de Kramsky en un espacio muy íntimo y publico a la vez. La mirada de él y la mía se fusionan junto a las imágenes para construir una sola mirada que cuentan la cotidianidad, el sufrimiento, el colectivismo, la transformación y la historia del pueblo de San Juan Chamula.

0