Carlos de La Cruz

Carlos de La Cruz

Artista

Carlos de la Cruz

San Cristóbal de Las Casas. 1989

José Carlos Pérez de La Cruz es hablante de la lengua tsotsil, de padres originarios de Zinacantán, Chiapas. Pintor novel y autodidacto, desde pequeño se ha caracterizado por su talento en el dibujo, destacando en concursos escolares en los niveles que ha cursado, lo cual le ha motivado a seguir en la disciplina y mejorar.

Tiene licenciatura en pedagogía en educación primaria de la Universidad Pedagógica Nacional y se desempeña como profesor en una comunidad tseltal de los Altos de Chiapas.

Emplea su talento en técnicas como el dibujo al carbón o esfumino, óleo, acrílico, acuarela y gis pastel en retratos y pinturas.

Ha participado en diplomados, talleres y cursos de pintura en los proyectos de capacitación otorgados por el Centro Estatal de Lenguas, Arte y Literatura Indígenas (Celali), teniendo como instructores a los artistas plásticos José Alberto Madrigal y María Elena G. Escolano, entre otros, quienes lo han adiestrado para realizar trabajos en diversas técnicas.
También ha realizado muestras pictóricas individuales y colectivas:

2011: Siete voces profundas (colectiva), Casa de la Cultura, San Cristóbal de Las Casas.

2014: Amor: el lenguaje de los ángeles, Restaurante El Caminante Las Casas, San Cristóbal de Las Casas.

2015: Exposición colectiva organizada por el artista Juan Chawuk en Arte Hotel Axkan, San Cristóbal de Las Casas.

2015: Exposición individual en Comitán de Domínguez, Chiapas.

2016: Participación en Artes sin fronteras y Breaking borders en San Cristóbal de Las Casas.

Desde 2010 ha ilustrado portadas e interiores en publicaciones editoriales de escritores chiapanecos como Luis Antonio Rincón García, Armando S. Gómez y Josías G. López, entre otras obras literarias.

Sus trabajos se caracterizan por los formatos pequeños y los murales en escuelas comunitarias en donde ha laborado.

Su objetivo profesional dentro del arte de la pintura es desarrollar su experiencia en un ambiente de compañerismo y trabajo en equipo.

Trabajar con niños en comunidades le ha abierto un panorama acerca de cómo conciben ellos la realidad desde su entorno y la de las grandes urbes, y a la vez la gran similitud social y económica que se vive en esas zonas. Por eso en sus obras plasma temas como la Inocencia pisoteada por la sociedad, pero también la Complejidad de los sueños en la infancia, es decir, esa alegría que aún sienten los niños sin preocupación alguna. La mayoría de sus obras expresa conceptos como sueños, cultura, inocencia, añoranza y empatía. Las imágenes transmiten esa sensación al espectador para crear conciencia en los adultos acerca del daño a la infancia, económica, política, social y ambientalmente. “La pintura ha llegado a ser mi amor, mi amante y mi soledad”, recalca Carlos.

Carlos de La Cruz