La Inundación y La Supervivencia

La Inundación y la Supervivencia

Exposición multimedia en la Galería MUY

Abril 2015

En esta exposición dos artistas mexicanos la situación de desequilibrio ambiental y el papel de los seres humanos en ello. Como narrativa de fondo, Saúl Kak nos comparte una historia fundacional del pueblo zoque sobre Näwa’yomo y como la gente se salvó de una inundación. De la mano de Carlos Olvera vemos lienzos resultado de sus reacciones a una visita al Cañón del Sumidero (tierra ancestral zoque). Olvera y Kak entran en diálogo sobre los significados de aquella historia oral a través de una serie de dibujos elaborados en conjunto sobre “La Inundación y la Supervivencia”.

Esta exposición incluye pintura, dibujos, video, y sonido. Adicionalmente, Kak y Olvera identificaron el libro como el medio idóneo para su proyecto, éste siendo una intersección afortunada del formato del códice – el libro prehispánico – y el cómic o fanzine preferido hoy entre muchos creadores gráficos.

Historia de Näwa’yomo y el pueblo Zoque

Sashpalangue, líder de los zoques, en aquellos tiempos se enamoró de una diosa, que le decían Näwa’yomo, diosa del agua.

Tenían encuentros y en uno de ellos, salió que a sus hijos tenían que darles riqueza con la fertilidad del agua. Pero para esto, Näwa’yomo tenía que hacer sacrificios de las jóvenes, para que el agua se enriquezca, la sangre de las muchachas iba a hacer crecer el agua.

A Sashpalangue se le ocurrió primero acercarse a los ancianos. Los ancianos son hombres sabios, hombres con conocimientos; tenían conocimientos sobrenaturales también. Podían adquirir formas de animal, sus nahuales. ¡Se convirtieron en tuzas! Y también en otros animales.

Decidieron entonces perforar la tierra, entrar en las cuevas; escarbaron hasta llegar al limite entre el agua y la tierra, y desaguaron la laguna que iba a crecer hasta asesinar a la población. Así también evitaron la masacre de las muchachas.

Esa mujer diosa tenía otro aspecto, de Piogbachuwe, diosa del fuego. Sí. Se enojó y luego quitó la riqueza del pueblo porque perforaron la tierra. Pescadores iban a ser. Sólo se les dejó el árbol del cual hicieron escobas a vender.

galeriamuy

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *