Carlos de La Cruz

Artista Maya-tsostsil

El artista plástico y literario Carlos de la Cruz emplea su mano al carbón, bolígrafo, pastel, acrílico, acuarela y óleo en una obra íntima, centrada sobre todo en el retrato. La familiaridad e intimismo a través de los que presenta los temas de la vida cotidiana deriva de la propia relación sensible entre el artista y su medio. En palabras de Carlos, “la pintura ha llegado a ser (su) amor, (su) amante y (su) soledad”. 

Su obra abarca todos los formatos, incluyendo el desarrollo de pintura mural en las escuelas comunitarias de los Altos de Chiapas, donde lleva a cabo su labor como pedagogo. Su trabajo con los niños de la comunidad tzetal le ha proporcionado, precisamente, esa mirada inocente pero crítica propia de su pincel. Carlos plasma algunos momentos propios de la cotidianeidad infantil de estos pueblos, cargados de una reflexión sobre la responsabilidad adulta en la importancia de los sueños, la empatía, la inocencia o el futuro a estas edades. Este es el caso de Inocencia pisoteada por la sociedad (2016) o Complejidad de los sueños en la infancia (2016)

(San Cristóbal de Las Casas, 1989)

  • Hablante nativo del tsotsil. 
  • Participación en diplomados, talleres y cursos de pintura en proyectos de capacitación del CELALI
  • Exhibiciones individuales y colectivas junto a artistas como Juan Chawuk
  • Participación en festivales y eventos tales como Artes sin fronteras, BReaking Borders, o el Festival CompArte de San Cristóbal de las Casas
  • Ilustrador de publicaciones de los escritores chiapanecos Luis Antonio Rincón García, Armando Sánchez y Josías G. López.