Dyg’nojoch

Muralista

Yabteclum, Chenalhó, Chiapas. 1989

Como el viento en el cosmos al que hace alusión con su nombre artístico (Dyg’ (iik), aire, viento; nojoch, gran, el todo, el cosmos), Dyg’nojoch se mueve por la comunidad, moldeando la realidad urbana a través de su arte. Su colorida obra, que incluye ilustración y graffiti, pasando por el arte del tatuaje, presenta una temática espiritual, en la que la lucha e identidad de los pueblos originarios se mezcla con preocupaciones medioambientales como la explotación de los recursos naturales. En sus dibujos, flora y fauna se encuentran a través de una simbología maya colorida y orgánica, con la que da voz a sus propias memorias.

El arte urbano de Dyg’nojoch tiende a convertir el espacio colectivo. Más allá del valor estético o decorativo, sus murales hablan de las problemáticas cotidianas de la gente cercana, que es al mismo tiempo su público. De ahí también la predilección por el lugar público, donde “lo ven todos: chicos y grandes, pobres y ricos”. Sus murales pueden encontrarse indistintamente en las orilladas de San Cristóbal de las Casas, en un centro de investigación o una universidad.

El papel de Dyg’nojoch como generador de cultura urbana ha llegado hasta la Galería Muy,  donde en 2018 transformó nuestro espacio con el Mural maya contemporáneo. Aquí encontramos al artista inspirado en los glifos e imágenes mayas, cuya cosmovisión ancestral se reencuentra con sus herederos contemporáneos a través del arte urbano. Como apunta el artista Rodrigo Cervantes, “Dyg’nojoch se vuelve cronista y testigo, y continua con las tradiciones de sus antepasados al retratar y traer a la contemporaneidad historias que nunca debemos olvidar, volviéndose así lo que deberían de ser todos los artistas, esto es, tejedores de historias.”

  • Cofundador de GAM (Graffiti/Arte/Mural).
  • Sus murales pueden encontrarse en Acteal, Kexalucum, Chitamukum, Altamirano, Ocosingo, Comitán, Tuxtla y Tapachula.