De Dioses y Cyborgs

Ph Joel (nacido en Francisco Villa, Ocosingo en 1992) presenta su arte en esta exposición dedicada al cruce de lo ancestral con el futurismo. Joel es tan ingenioso como adiestro en su producción creativa. Admiramos la mano segura de un joven maestro dibujante recreando imágenes que vienen de una investigación apasionada de la cultura visual-cosmogónica del maya clásico.

Terminando la universidad (en antropología, en UNACH,) Ph Joel abraza de nuevo su pasión por el arte y, se acerca a otros artistas asociados al proyecto MUY para pintar, posteriormente se mueve hasta Tijuana para probar suerte como artista en ese mundo del posmodernismo fronterizo. Con singular éxito. Pero atraído como si fuera un imán a su nativo Chiapas regresa con la idea de hacer arte creando en su pueblo, igualmente para los pueblos mayas, en este momento de florecimiento del arte contemporáneo.

Su concepto es uno redondo. Pinta sobre las piezas de cerámica, que son de su propia creación. Y una vez más: son incensarios, ollas y fantasías diversas con una apropiación libre y admiradora de los artefactos de hace más mil años manipulados sutilmente para expresar su identidad de artista maya contemporáneo.

“Un cyborg es un ser formado por materia orgánica y dispositivos tecnológicos (cibernéticos) que tiene por objetivo mejorar la parte orgánica” explica Joel. Y continúa: “El titulo me lleva a reflexionar que yo soy parte del mundo globalizado y no tenemos que rechazar esta parte. No hago una separación, ni la pureza de lo indígena. Es algo raro vender un concepto de indígena sin tecnología.”

De Dioses y Cyborgs: Es un encuentro entre espejos. Dioses crean la naturaleza; nosotrxs creamos las imágenes tanto de los dioses, como de nosotrxs mismos. Y nos seguimos recreando mediante la tecnología y la socialización de ella, en el tradicionalismo contemporáneo. Joel juega con conceptos al entretejer entre culturas. La hibridación define hoy. Sin duda, la cultura maya es su base de (re)creación.

Su arte expresa denuncia, rebeldía, reivindicación, y libertad de crear identidades contemporáneas pos-subalternas. Hay que contemplar estas obras, prepararse para un momento de curiosa confusión, encontrar el chiste y el significativo ecológico, descolonizador, maravillosamente seriocómico.

0