Colección permanente

Del arte actual maya y zoque de Chiapas.

Con la virtual explosión de actividad creativa entre los pueblos originarios de Chiapas se han abierto galaxias simbólicas y expresivas, al alcance de todas las personas que tienen el interés de explorar. La Galería MUY abre al público una exposición de piezas que forman parte de su colección permanente, con la cual se puede formar un concepto general y profundo de la actividad creativa artística de más de 21 artistas emergentes y de larga trayectoria asociadas y asociados a la MUY.

La Galería MUY tiene como su misión la promoción de la producción, exposición y reflexión sobre el arte actual y contemporáneo realizados por creadores de habla tsotsil, tzeltal, lacandon, tojolabal y zoque. Desde nuestro inicio en 2014 hemos realizado exposiciones temporales de creadores grupales e individuales con la curaduría de la galería y expertxs independientes. Y como centro cultural del conjunto de artistas, se organizan eventos de performance, talleres y conversatorios.

La Galería expone obras en los medios de la pintura, la fotografía/video, así como el performance y la instalación. Las y los artistas asociados a la galería MUY se caracterizan por explorar la relación del arte tanto con lo político como con lo espiritual. Reflexionan sobre el consumismo, la globalización, el capitalismo mismo, y el arte en su aspecto espiritual.

Para esta muestra seleccionamos de la colección permanente de la Galería MUY uno o dos obras de cada uno de las y los dieciséis artistas mayas y zoques asociadxs a la Galería.

Obras

“Tu’ch’ich mut (Pájaro)”

Acrílico sobre tela
60 cm X 50cm
2018

“Hay un niño le gusta mucho pájaro tuch’ich’, cuando escucha algún canto de este pájaro, el niño lo busca, y cuando lo encuentra le corta el nido después de cortar lo avienta desde lo alto de donde estaba colgado el nido, cuando son huevos de pájaro todavía ahí se quiebra y no los aprovecha pero cuando ya son pajaritos se los come, el nido no lo tira sino que los cuelga en su casa para jugar, cuando encuentra los pajaritos ya mas grandes no los mata si no que nos cría. Eso es lo que hace el niño pero una vez al momento de ir a buscar el nido y subir en el árbol, desafortunadamente se cayo porque el árbol ya estaba seco, y se lastimó un ojo, porque al momento de caer se le inserto una astilla en el ojo perdiendo un ojo, así que los padres ya aconsejaban no ir a buscar los pájaros y mucho menos subir a los arboles”.

“Jchabajon chon (culebra labradora)”

Acrílico sobre tela
60cm X 50cm
2018

“Los que sembramos nuestra milpa de lejos no cerca de la casa, así una vez mandaron a un niño a limpiar la milpa, pero el niño regresó corriendo y llorando porque encontró una culebra abajo de la milpa, así que le dijo a su hermana que fueran a ver, ya cuando llegaron vieron que la culebra estaba muerto, ya que el niño lo había matado antes de salir corriendo, así que la muchacha se puso a llorar por lo que había matado a la culebra, pero por esos llantos revivió, ya en la noche cuando se durmió la muchacha, soñó que le estaban agradeciendo por lo que lo habían revivido y diciendo la culebra que él no hacía daño sino que él también apoya en los trabajo de la limpia. Hasta esta fecha ya no matamos a esa culebra y lo dejamos ahí tranquilo, no le podemos hacer daño, tiene la espalda negra y la panza roja. Si ves eso en tu terreno es de buena suerte, ya que tu milpa crecerá muy bien y sin que se eche a perder”.

“Jsut’ubi (torbellino)”

Acrílico sobre tela
60cm X 70cm
2018

“Este es un lugar llamado Xila Ton, donde nació un torbellino, como si fuera una gran culebra, ahí había cerca una casa en donde paso a traer toda la ropa, entonces la mujer que vivía ahí empezó a gritar, entonces de ahí la muchacha vio a un zopilote en el cual le pidió de favor que le devolviera su ropa pero no le hicieron caso, luego apareció una escarabajo lo mismo dijo la chava al escarabajo que le devolvieran su ropa, así que el escarabajo hizo eso y el torbellino regreso en el lugar donde había salido y así toda la ropa regreso en la casa de la muchacha. En el lugar ya habían muchas mujeres porque lo que vieron no era normal, así que buscaron a un curandero para que no hiciera daño, lo ahumaron con miel e incienso le guardaron la ropa por tres días, y le dijeron que igual la muchacha se quedara ahí, porque decía el curandero que podía ser mal presagio, pero la muchacha soñó que no era algo malo si no que era de buena suerte, y que le iban a dar un trabajo se convertiría en curandera, y ella ahora cura rápidamente las enfermedades, también puede curar a las ovejas y caballos cuando se enferman. Y la muchacha le pagan muy bien al curar ya sea a las personas o a las ovejas y caballos. Las medicinas que utiliza son vankilal (Moy), cal y ajo”.

“Camposanto”

Acrílico sobre tela
50X60 cm
2018

Son los espíritus de nuestros antepasados los que nos acompañan el día primero de noviembre. Le ponemos la comida, le damos miel, extendemos nuestra mano y oramos diciéndoles a nuestros ancestros:
“Ya estás debajo de la cruz; que descanse tu espíritu y que nos visiten en estos momentos; reciban lo poco que tenemos.” Terminamos: “Nos vemos hasta el otro año; sé el intermediario de nosotros; te estaremos esperando el próximo año”.

“K’atinbak (Infierno)”

Acrílico sobre tela
60x50 cm
2018

Se trata del inframundo; muestra que hay personas con muchas maldades y otros con menos maldades, y ya están pagando por sus pecados. En la pintura muestra un diablo que antes fue una persona pero muy malvada: se abusaba de sus hermanas e incluso sus hijas. Por esa razón le nació una cola. De hecho esa persona cuando vivía se fue tres días y noches en la cárcel, que ahí no le daban comida. Lo único que le dieron fue tres manojos de rastrojo y tres manojos de zacate, porque le decían que eso merece los que se comportan como animales. Y en el infierno ya no le daban agua. En cambio los que no pecan mucho sí les dan un poco de agua. A las dos personas que se ven en la parte inferior de la pintura les dan agua.

“El trabajo del diablo”

Acrílico sobre tela
67X80 cm
2018

Las personas de ahora dicen que la vida ya está muy mal: ya tanto mujeres y hombres se ahorcan. Pero realmente el diablo es que influye ahí. Así pasó en mi pueblo: a una muchacha no le dejaron casar con un chavo y se ahorcó. E igual un muchacho que no le dieron permiso de casarse con una muchacha que conoció se ahorcó también. Él que influye ahí es el diablo, porque anda persiguiendo y viéndonos, y trata de hacernos caer y hacer acciones como ese tipo que hicieron los jóvenes.

“Velas” (Cuando una persona se enferma)

Acrílico sobre tela
70X70 cm
2018

“Cuando uno está enfermo se tiene que prender velas para pedir la salud y también matar una gallina para pedir la recuperación”.

“Xch’ulel zorro” Espíritu de zorro

Acrylic on canvas
66cm x 64.2cm
2019

Este montoncito de niños son estudiantes de la escuela. Del lado izquierdo son tres maestros. Los niños eran muy juguetones, no entendían, no obedecían: estos maestros no les tuvieron paciencias y los pegaban. Tenía una barra y les pegaban en las nalgas y en la cabeza. Y los niños comenzaron a perder el sentido, ya tenían problemas de entendimiento. Luego la mamá se fue a quejar con el agente porque se le había dañado a sus niños. Decidieron correrlos a los maestros, hasta que llegó una maestra y ella les habló, los llevó debajo de los arboles, les daba manzanas, les hablaba con cariño y también le pedía mucho a Dios que ayudara a estos niños, que comprendan, y así mejoraron, a entender. La maestra se dio cuenta que los niños tenían nahuales – un zorro y cuando son zorros, uno es muy juguetón. Sólo se está divirtiéndose. Por eso tenían esa actitud. Así que la maestra les cambió a todos el nahual, y al cambiarles el nahual ellos fueron niños obedientes, mejoraron. Esa maestra duró muchos años trabajando con ellos, casi treinta años y terminó preparando a dos, muy bien a dos.

“Yajval vo’”

Acrylic on canvas
65.2cm x 45cm
2020

Es el señor del agua, es un ángel. Hay unos pájaros al lado, que se llaman “k’ul”. El Ángel le da indicaciones a los pájaros. Cuando están las nubes oscuras, cuando están cargadas de agua, eso le da indicaciones a los pájaros y ellos comienzan a cantar fuerte. También cuando están las nieblas fuertes, también salen, se despiertan los diablos. Por eso hay que cuidar a los niños pequeños.

“Como madre”

Acrílico sobre tela
2020

En esta obra, pinté como es que crié a seis niños. Cuando me preguntan, les cuento, como es que los tomé como mis hijos, y como tuve que cuidarlos, porque eran muy chiquitos. Cuando el papá de ellos se ahogó cuando estaba tomando pox. Entonces yo les tuve que criar y darles educación, porque la mamá de los niños, no sabia trabajar y no tenía como apoyarlos. 

“Tres mujeres”

Acrílico sobre tela
2021

En esta obra, habla de tres mujeres que vienen de tierra

“Smoton jk’ajvaltik (Regalo de Dios)”

Acrílico sobre tela
2021

Adopté a seis niños, los adopté muy pequeños de 2, 3, 5 y máximo de 6 años. 

“Nuestra raíz”

Acrílico sobre tela
30 x 20 cm
2020

Este niño es nuestra raíz, aquí muestra como el ratón está muy alegre por el niño, que es nuestra raíz.

“Nuestra Raíz”

Acrílico sobre tela
35 x 40 cm
2020

Este niño es nuestra raíz, cuando nació el ratón se alegro mucho y tocó la guitarra por la alegría del nacimiento, los círculos con puntos son estrellas.

Los cerros

Acrílico sobre tela
35 x 40 cm
2020

Estos tres cerros, es lugar donde la gente acude con sus velas, para tener mejor economía, pero como hay este coronavirus, la gente va también a los cerros por sus salud, que estén protegidos físicamente, ni por nada sea permitido la enfermedad a las personas, esto le dicen a los dueños de los cerros. 

Los cerros

Acrílico sobre tela
35 x 40 cm
2020

Estos tres cerros, es lugar donde la gente acude con sus velas, para tener mejor economía, pero como hay este coronavirus, la gente va también a los cerros por sus salud, que estén protegidos físicamente, ni por nada sea permitido la enfermedad a las personas, esto le dicen a los dueños de los cerros. 

Los cerros

Acrílico sobre tela
35 x 40 cm
2020

Estos tres cerros, es lugar donde la gente acude con sus velas, para tener mejor economía, pero como hay este coronavirus, la gente va también a los cerros por sus salud, que estén protegidos físicamente, ni por nada sea permitido la enfermedad a las personas, esto le dicen a los dueños de los cerros.