Auto-consulta con arte

Saúl kak

Notas sobre la exposición y las obras
Esta exposición, “Auto-consulta con Arte”, de Saúl Kak (Guayabal-Rayón, 1985) recoge material y obras del maestro de su producción durante los últimos tres años. A la Galería MUY nos complace haber compartido con Kak experiencias ricas y profundas sobre este importante proyecto de “arte político”, “arte participativo” y “arte procesual”: un extraordinario ejemplo del arte contemporáneo zoque.
Frente las “consultas no-consultas” que suelen (no)realizar, intelectuales y artistas activistas zoques presentan su concepto de “autoconsulta” con asambleas, manifestaciones, mismas que se ha abierto a la investigación artística, ejemplificando material desde la experiencia vivida y reflexionando con lenguaje y gesto artístico, creando simbologías impactantes tanto para su mismo pueblo como para las y los demás. El artista crea capas afectivas, desde la reverencia por el tema ecológico, el exposé histórico y la mofa del artista indígena consciente que la actitud del poder es también serioburlesca.
La información a continuación fue compilada por el artista, con el apoyo de Martha Alejandro, colaboradora de la Galería MUY.

ANTECEDENTE
Dos presas hidroeléctricas, de nombres “Nezahualcóyotl/Malpaso” y “Chicoasén/Manuel Torres Bodet”, se construyeron en los cauces del río Grijalva en los años 1958 y 1966. Ambas presas ocupan territorio del pueblo zoque; la presa Malpaso inundó la comunidad de Quechula mientras la presa Chicoasén inundó Osumacinta. Finalmente, el gobierno ofreció a los habitantes reubicación, servicios básicos, energía eléctrica y un gran plan de desarrollo. Nunca fue llevada a la realidad la gran parte de estos compromisos.
En 2014 dio inició la construcción de otra presa: Chicoasén II, río abajo de la presa Manuel Torres Bodet. Se sabe que para ceder 180 hectáreas de tierras, ofrecieron 142 obras: 77 obras sociales y 65 proyectos productivos, con una inversión de $105.8 millones de pesos. Calcularon que se iluminaría todo Tuxtla y se generaría 571 megawatts al año. Pero pobladores afectados cuentan que no existe ningún tipo de beneficio, ni de los mencionados y prometidos. Al contrario, el lugar sagrado donde acudían para hacer sus ceremonias fue destruido con explosivos, pues ahí es donde se levanta la cortina.
Los pueblos que coexisten con presas del río Grijalva pertenecen a la cultura zoque. Ellos, durante 15 días no tienen luz, los arreglan duran 5 días y nuevamente se va. Las tarifas eléctricas son elevadas. Constantemente hay fallas y la Comisión Federal de Electricidad; no las arregla. Las personas acuden a la Comisión Federal de Copainalá para reportar las fallas, pero no les atienden; CFE no da solución. Nos duele mucho que un hombre de La Nueva (comunidad afectada por la construcción) se debatía entre la vida y la muerte ya que sufrió un accidente al querer arreglar el problema de la energía eléctrica que les hace falta. Ellos no están de acuerdo con la construcción de la nueva presa porque más que beneficio, más bien les trae destrucción.
Los habitantes de Quechula fueron reubicados en las márgenes de la presa. Narran que un pescador tiene que vender su pescado el mismo día porque, con luz incierta, las altas temperaturas echan a perder todo muy rápido. Los habitantes son de la idea de no pagar la energía eléctrica mientras se llegue a un acuerdo justo.

INUNDACIONES Y SUPERVIVENCIAS: DESPOJO DEL TERRITORIO Y LA RESISTENCIA ZOQUE (de Chicoasén II al proyecto de pozos petroleros)
En 2015 inicié el proyecto “Inundaciones y Supervivencias”, acompañado de la Galería MUY, en San Cristóbal de Las Casas. Este proyecto consta de obras artísticas generadas a partir de la investigación y reflexión en torno a lo que
estaba pasando durante la construcción de la presa Chicoasén II. Documenta cómo los pueblos zoques han sido despojados de sus tierras con el discurso de la modernidad.
Este interés nace a partir de mi pertenecía zoque. Como artista me preocupa los cambios que está ocurriendo en mi cultura. Para las y los zoques la tierra es como “nuestra madre”, quien nos da la vida. La política del estado ha sido
de despojo, sin consultar a los pueblos. Es por la fuerza que se han hecho los proyectos en las regiones zoques.

La propuesta propuesta de este proyecto artístico consiste en crear una narrativa relevante para mi pueblo, y para otros públicos, permitir la experiencia compleja de esta situación, reflexiones, y acciones. El proyecto consiste en
distintos componentes trabajados durante estos tres años y varios han sido ya compartidos con mi pueblo y también en espacios de exposición en San Cristóbal de Las Casas y Tuxtla, Chiapas.

Obras

“La destrucción”

Acrílico sobre tela
120 x 120 cm
2016

“Ya no hay árboles mamacita lo acabaron todo lo que es alrededor del río, está pelón, ¡escarbototeado!” Una señora de la comunidad La Nueva narra de cómo se encuentra el lugar sagrado de sus antepasados”.

“Primeras manifestaciones en comunidades zoques”

Acrílico sobre tela
33 x 61 cm
2017

“Esta pintura hace referencia, a una de las primeras marchas de las comunidades. Cuando se enteraron que los querían despojar de sus tierras, la gente empezó a salir a manifestarse. Al inicio de la lucha eran pocos. En la pintura hay círculos que simbolizan las personas que están marchando. Las montañas y los personajes de arriba son seres que cuidan las montañas; y también está el sol”.

“El corazón”

Acrílico sobre tela
50 x 60 cm
2018

“Para los pueblos, la tierra es su madre quien les da sustento, es la vida. Los pueblos han vivido tiempos difíciles desde hace un tiempo en México. Hay una política de despojo (con el programa agrario, Procede). Hay pueblos que aceptaron el Procede y ya sufren las consecuencias”.

“Los seres de la tierra”

Acrílico sobre tela
50 x 60cm
2018

“Esta obra representa la tierra, que está siendo saqueada y explotada. Los personajes con cuernos, simbolizan la superficie de la madre tierra. Pero también la ambición de los hombres, que la están asesinando poco a poco, le extraen su energía, su fuerza de la tierra. Si continúan saqueándola, provocará un desequilibrio. Los dioses que se ven abajo, son los que cuidan la tierra”.

“La cocina de la piowachugue”

Acrílico sobre tela
60 x 60 cm
2018

“En la creencia de los zoques cuentan que el volcán tenía su dueña que en la mañana era una niña, a mediodía una joven y en la noche una anciana. Días antes de la erupción pasó a invitar en las casas que iba tener una fiesta y que fueran, que iba a ser su cumpleaños, la gente no prestó mucha atención porque pensaron que era de otra comunidad. Pero en días siguientes inició la erupción, en donde mucha gente quedó sepultada y otras personas fueron desalojadas. El gobierno los llevó en diferentes albergues, perdieron todo lo que tenían. Los reubicaron en diferentes municipios, para ellos fue difícil adaptarse al clima, por la tierra que no eran tan productiva, como ellos estaban acostumbrados”.

“La Puerta”

Acrílico sobre tela
60 x 60 cm
2018

“Los pueblos tenemos cosmovisiones como una forma de ver el universo. Existe un lugar donde nosotros tenemos que rendir cuentas a nuestros antepasados, que es el ipstojk (se llama veinte casas). Hay una destrucción de la madre tierra, se está acabando, se está hiriendo. Y somos nosotros mujeres y hombres zoques, que tenemos que rendir esa cuenta. La pregunta sería ¿Qué cuentas le vamos a entregar a nuestros antepasados? La historia nos pone, en este siglo XXI, del lado de la defensa de nuestra madre tierra. Los zoques hemos dicho que no al despojo de nuestras tierras. Los pueblos en asamblea de manera contundente le decimos al estado: No a los proyectos extractivos”.

“La tortuga”

Acrílico sobre tela
110 x 91 cm
2018

“Vivimos en tiempos en donde el dinero y el poder son los motivos fundamentales de las grandes empresas y nuestros gobernantes. Nos despojan de nuestras tierras, sin importar los daños que le causan al medio ambiente o nuestra salud”.

 “En esta obra la tortuga representa la tierra, que está siendo herida por las torres para la extracción del petróleo. También están los grandes edificios de las ciudades, que simulan el desarrollo. Por el otro lado, las pequeñas comunidades que viven en armonía lejos de la ciudad. Debajo de la tortuga, encontramos a un caracol que representa el tesoro que quieren llevarse las empresas. Podemos observar a las hormigas y otros seres defendiendo a nuestra madre tierra”.

“Zoques organizándose”

Acrílico sobre tela
70 x 60 cm
2018

“En  2016 el gobierno federal, tenía intenciones de afectar a municipios de la zona norte de Chiapas. Que corresponde al territorio zoque con la intención de extraer hidrocarburos. Es entonces cuando los pueblos afectados deciden organizarse y no permitir la entrada de empresas extranjeras para el despojo de sus tierras ya que la vida diaria de los habitantes depende de sus tierras, con la siembra del maíz, frijol, café, calabaza y árboles frutales”.

“Esta pintura hace referencia, a la asamblea y acuerdos tomados el 25 de marzo de 2018 en Francisco León, donde quedaron sepultados los pueblos cuando hizo erupción el volcán Chichonal. A 36 años de la erupción, surgió una convocatoria para la defensa del territorio, asistieron varios pueblos y comunidades zoques. Un mensaje contundente al gobierno fue: No a los hidrocarburos, No a la minería, No a la geotermia y No a todos los proyecto extractivos y de despojo.