De Dioses y cyborgs

PH Joel (nacido en Francisco Villa, Ocosingo en 1992) presenta su arte en esta exposición dedicada al cruce de lo ancestral con el futurismo. Joel es tan ingenioso como adiestro en su producción creativa. Admiramos la mano segura de un joven maestro dibujante recreando imágenes que vienen de una investigación apasionada de la cultura visual-cosmogónica del maya clásico.

Terminando la universidad (en antropología, en UNACH,) PH Joel abraza de nuevo su pasión por el arte y, se acerca a otros artistas asociados al proyecto MUY para pintar, posteriormente se mueve hasta Tijuana para probar suerte como artista en ese mundo del posmodernismo fronterizo. Con singular éxito, pero atraído como si fuera un imán a su nativo Chiapas regresa con la idea de hacer arte creando en su pueblo, igualmente para los pueblos mayas, en este momento de florecimiento del arte contemporáneo.

Su concepto es uno redondo. Pinta sobre las piezas de cerámica, que son de su propia creación. Y una vez más: son incensarios, ollas y fantasías diversas con una apropiación libre y admiradora de los artefactos de hace más de mil años manipulados sutilmente para expresar su identidad de artista maya contemporáneo.

“Un cyborg es un ser formado por materia orgánica y dispositivos tecnológicos (cibernéticos) que tiene por objetivo mejorar la parte orgánica” explica Joel. Y continúa: “El titulo me lleva a reflexionar que yo soy parte del mundo globalizado y no tenemos que rechazar esta parte. No hago una separación, ni la pureza de lo indígena. Es algo raro vender un concepto de indígena sin tecnología.”

De Dioses y cyborgs: Es un encuentro entre espejos. Dioses crean la naturaleza; nosotrxs creamos las imágenes tanto de los dioses, como de nosotrxs mismos. Y nos seguimos recreando mediante la tecnología y la socialización de ella, en el tradicionalismo contemporáneo. Joel juega con conceptos al entretejer entre culturas. La hibridación define hoy. Sin duda, la cultura maya es su base de (re)creación.

Su arte expresa denuncia, rebeldía, reivindicación, y libertad de crear identidades contemporáneas pos-subalternas. Hay que contemplar estas obras, prepararse para un momento de curiosa confusión, encontrar el chiste y el significativo ecológico, descolonizador, maravillosamente seriocómico.

Obras

“El encanto de la vida virtual”

Incensario de barro con pigmento
52.5 x 35 x 13 cm
2019

“La vida virtual distrae nuestras miradas hacia lo bonito, evitando que seamos críticos a los problemas que tenemos en la vida real. Vemos a distancia los problemas sociales, ecológicos, económicos, políticos. Nos sentimos ajeno a ello”.

“Retrato del hombre civilizado”

Incensario de barro y pigmentos
45.5 x 33 x 17.5 cm
2019

“El hombre ha creado el dinero y la miseria, la política y la guerra, la religión y el pecado, sus placeres y también su destrucción”.

“Glifos contemporáneos”

Barro local con engobe, y pintura
22.2 x 12.4 cm
2019

“En esta taza registro los símbolos cotidianos que actualmente conocemos y utilizamos. Represento las reinterpretaciones de las ideas precolombinas. En las tazas plasmaban sus formas de vidas y símbolos con los que se comunicaban. La etapa actual de la historia de la humanidad si algo caracteriza a nuestro lenguaje son los emojis, símbolos que ahora con la globalización se comparte su uso en todos los idiomas. Por qué ahora todo mundo tiene un celular y por lo tanto conocen la forma de expresarse a través de eso”.

“Graffiti”

Barro local con engobe y pigmentos
10.5 x 14.3 x 8 cm
2019

“Son los espíritus de nuestros antepasados los que nos acompañan el día primero de noviembre. Le ponemos la comida, le damos miel, extendemos nuestra mano y oramos diciéndoles a nuestros ancestros: Ya estás debajo de la cruz; que descanse tu espíritu y que nos visiten en estos momentos; reciban lo poco que tenemos. Terminamos: Nos vemos hasta el otro año; sé el intermediario de nosotros; te estaremos esperando el próximo año“.

“Taza ritual”

Barro local en engobe, bajo relieve y pintado
16.4 x 8.5 cm
2018

“En los Altos de Chiapas, la Coca-Cola es importante para los rituales. Por mucho tiempo no entendía por qué. Pero una de las características de esa bebida es que contiene gas, y eso fue lo que la hizo especial, porque provoca eructos, es decir, expulsar aire a través de la boca. Para muchas personas expulsar esos gases significa liberarse de ciertos malestares, expulsar enfermedades a través del aire, por lo tanto, la Coca-Cola purifica el ser. Claro, la mercadotecnia traducida en lenguas indígenas ha impregnado los pueblos con la idea de que los productos de la ciudad son mejor de que lo que se consigue en el campo. El café, el pozol, los atoles, las infusiones, bebidas que enriquecían la gastronomía local, están siendo reemplazados por el burbujeo y la dulzura de la Coca-Cola y con ello el incremento de la epidemia de diabetes”.

“Monstruo devorador del tiempo”

Barro con engobe y pigmentos
16.5 x 9.4 x 1.4 cm
2019

“Cotidianamente hacemos uso de los dispositivos electrónicos, pero entre la población juvenil tenemos especial conexión con los celulares. Invertimos tanto tiempo en él que olvidamos la calidez de las relaciones humanas. Existe una inmensa cantidad de información-basura en las redes, así como muchos entretenimientos. Nos limita el tiempo en nuestro mundo real, porque se debe atender esa segunda vida virtual que hemos construido, muchas de las veces basada en las apariencias”.

“Retrato de campesino”

Barro local con engobe y pigmentos
1.5 x 24.3 cm
2019

“Las maneras contemporáneas son diferentes para cuidar los cultivos de los cuales los campesinos obtienen su alimento y dependen económicamente. Propongo que se use este plato sólo para productos orgánicos”.

“Retrato de Cyborg”

Barro local con engobe y pintura
16 x 22 x 9.5 cm
2019

Imagina entretenerte sin tu celular
Imagina una vida sin las redes sociales y demás aplicaciones
Imagina como estar en contacto con las personas que aprecias
Imagina como hacer fotos y videos

“Etimológicamente un Cyborg es un ser o una criatura formado por materia orgánica y dispositivos tecnológicos (cibernéticos) que tiene por objetivo mejorar la parte orgánica. Hago uso de esta palabra, porque a pesar de que es de uso para la ciencia ficción no encuentro una palabra que nos describa y represente mejor. Dependemos tanto de las máquinas, ya sea para viajar, para cocinar nuestros alimentos, para entretenernos, etcétera, que no concebimos un mundo sin ellas, porque ya son parte de nuestra vida cotidiana. Nuestra perspectiva de percibir la realidad está estrechamente ligadas a ella. Pero con todo este alcance tecnológico ¿estamos siendo mejores humanos?”.

“Circuitos”

Barro
13.6 x 8.2 cm
2020

“En esta pieza capturo de manera simple la representación, como los humanos hemos aprendido a controlar ciertas fuerzas de la naturaleza para nuestro beneficio”.