Maruch Mendez

Artista maya

K’atixtik, San Juan Chamula, Chiapas. 1957.

Como artista nata, las ideas le salen del alma y su cultura tsotsil-maya las moldea. Seis años de juventud los vivió en el bosque –“mi escuela”, dice. Como j’ilol (curandera) y autoridad religiosa, su arte recrea una forma de vida autosuficiente. Su conocimiento de la sabiduría mítica, legendaria e histórica ha salido de su pueblo en forma de rezo cantado gracias a su creatividad manual en todo lo que toca, ya sea hilo de lana, papel hecho a mano, la cruz decorada, el fuego del comal o el barro.

Sus performances en la Ciudad de México; San Antonio, Texas; y París, Francia son míticos. Retomando la casi extinta tradición chamula de moldear objetos domésticos en barro, horneados en fogón, transforma la tierra en figuras que plasman el imaginario de sus ancestros y su vida. Su estilo expresa gran sencillez y profundidad. No se cree “artista” pero emite arte con sus gestos, su risa, su narrativa y su creación plástica.

Recuerda leyendas o mitos de sus antepasados, como la mujer niebla y las tres niñas que se convirtieron en rocas. Sus instalaciones contienen esculturas de alfarería, tierra, piedras, troncos de árbol, ladrillos, musgo y flores.

La también poetisa opta por engrandecer las figuras y reproducirlas en cantidades que, puestas en diálogo con los elementos de la naturaleza del territorio chamula, nos impactan y transportan a otro mundo, en el cual ella es guía.

“Nunca fui a la escuela, lo único que podía hacer era pastorear a los borregos y cuidar a los niños pero en este momento para mí es una oportunidad de seguir fluyendo, construyendo y compartir con los otros lo que tengo, lo que siento y lo que sale de mi corazón. Yo no sé leer ni escribir pero sé contar y quiero que los demás valoren la historia que se está perdiendo. Estoy orgullosa de poder compartir y dejar a los jóvenes estas historias que salen desde mi corazón”, señala Maruch.

Ella fue la creadora de la idea de reciclar la basura orgánica y convertirla en papel para las ediciones del Taller Leñateros, en el cual participó en la elaboración de la portada de Conjuros y ebriedades, cantos de mujeres mayas y el libro-disco-objeto arte para niños Bolom Chon (Tigre que baila).

MaruchM